AYUNO INTERMITENTE: PROS Y CONTRAS

Hoy en día está muy de moda hablar acerca del ayuno intermitente, el cual promete ayudarnos a bajar de peso más rápido que las dietas tradicionales, así como a reducir la inflamación y otros riesgos de enfermedades cardíacas. Y es por esto que en este articulo te voy a explicar qué es, qué posibles beneficios tiene y sus pros y contras a nivel de estudios científicos.

¿Qué es el ayuno intermitente?

El ayuno intermitente es un estilo de alimentación que implica restringir el consumo de calorías durante un período de tiempo cada día. También es conocido como la dieta 16:8 porque ayunas durante 16 horas y tienes una ventana para comer de 8 horas.  

Todas las dietas logran que bajes de peso a través de la misma ecuación: ingerir menos energía alimentaria cada día de la que tu cuerpo quema para su actividad normal. El ayuno intermitente logra este objetivo al limitar severamente las calorías durante ciertas horas del día, con lo cual es más fácil lograr un déficit de calorías para perder peso.

Según el Cleveland HeartLab, el ayuno intermitente también tiene ventajas más allá de la pérdida de peso, como es el de mejorar la salud del corazón, reducir la presión arterial, y puede causar algo llamado autofagia celular, en donde las células se comen a sí mismas [para destruir las células dañadas y dar paso a otras nuevas y saludables]. También es práctico porque funciona con el estilo de vida de muchas personas, permitiéndoles saltarse comidas durante el día cuando están ocupadas o no tienen mucha hambre.

Dicho esto, el ayuno intermitente no es para todos. Acuérdate que cada cuerpo es diferente, y reacciona de manera única ante distintos protocolos de alimentación, por lo cual te recomiendo que primero valores si este estilo de alimentación se siente bien para tu personalidad y estilo de vida.

Honestamente, cualquier persona que requiera un aporte constante y saludable de calorías a lo largo del día para estar saludable física y emocionalmente no es el candidato ideal para probar el ayuno intermitente, y dentro de mi experiencia como nutrióloga, considero que las siguientes personas que no deberían considerar el ayuno intermitente:

  • Personas con diabetes u otros trastornos metabólicos.
  • Personas que toman medicamentos que requieren alimentos.
  • Cualquier persona con antecedentes de trastornos alimentarios.
  • Mujeres que están embarazadas o que intentan concebir.
  • Niños y adolescentes.

También es importante mencionar posibles desventajas, efectos secundarios y advertencias directas sobre el ayuno intermitente que debes tener en cuenta si actualmente te encuentras sana y estás pensando en intentar el ayuno intermitente:

  • Es posible que sientas mucha más hambre.
  • Puede que te sientas más fatigada.
  • Desniveles de azúcar.
  • Te puedes volver obsesiva y rígida con la comida.
  • Se puede ver comprometido tu rendimiento físico.
  • Pueden aumentar tus niveles de estrés fisiológicos.

Mi consejo final es que antes de intentar cualquier protocolo de nutrición recuerdes que lo primero es tu salud, en sentirte fuerte, en olvidarte de las dietas restrictivas y planes alimenticios que te hagan bajar de peso demasiado rápido. Lo más importante es que dejes de obsesionarte con un número en la báscula y que aprendas a comer sano, suficiente y equilibrado como parte de tu estilo de vida. Acuérdate que sólo tienes un cuerpo y mientras más lo cuides, ames y aprecies llegarás más rápido a tus metas.

 

Con cariño,

Moni Hefferan

Monica es nutrióloga, autora y fundadora de Nutrición Energética. Participa como experta de nutrición en Tv y radio y sus estudios profesionales incluyen una Licenciatura en Nutrición, y dos Maestrías en Educación de Nutrición y Nutrición Holística de la Universidad de Columbia en Nueva York. La puedes contancar en IG @monica.hefferan y en su página web: www.monicahefferan.com