En noviembre del 2019 se aprobó la iniciativa para modificar la Ley General de Salud para el etiquetado de los alimentos. Esta modificación establece que el etiquetado en México tiene que ser un etiquetado frontal de advertencia que informa de forma veraz, clara, rápida y simple el contenido de los nutrimentos críticos y demás ingredientes que contiene un alimento.

El objetivo de esta norma es que el consumidor esté consciente del contenido de nutrimentos críticos e ingredientes que representan un riesgo para la salud en los productos preenvasados, y el etiquetado consta de cinco sellos que se dan a conocer cuando un producto tiene un exceso de calorías, sodio, grasas trans, azúcares y grasas saturadas. También contiene dos leyendas precautorias, la primera para productos que contengan edulcorantes y la segunda para aquellos con cafeína, para evitar que niñas y niños los consuman.

Estar conscientes de los ingredientes de los productos que consumimos es muy importante, SIN EMBARGO, no todos los productos altos en calorías o grasas son malos. Para explicar esto, es muy importante saber distinguir entre un alimento natural a uno químicamente alterado y modificado.

Un alimento natural puede ser alto en calorías y grasas, sin embargo, esto no quiere decir que sea dañino para la salud, ya que las calorías y grasas que le proporciona al cuerpo están llenas de nutrientes, vitaminas, minerales y enzimas que el cuerpo necesita para estar sano y vital. El hecho de que un alimento sea alto en calorías y grasas no tiene nada que ver con que nocivo para la salud.

Esto va de la mano con alimentos como los Sarai´s Spreads, que bajo estándares del etiquetado se consideran altos en calorías y grasas, sin embargo, estas calorías están llenas de hierro, calcio, fósforo, potasio, zinc y magnesio. Y aunque las almendras son un alimento natural alto en calorías y grasas, son uno de los frutos que más valores nutricionales posee.

Estas cremas son 100% naturales, muy recomendada para intolerantes a la lactosa, al gluten e incluso para personas diabéticas o con el síndrome metabólico. Asimismo, contribuyen con la nivelación de la presión arterial, previenes enfermedades cardíacas y regulas el tránsito intestinal; facilitando la digestión.

Este es un ejemplo claro en el que podemos darnos cuenta que NO TODOS los alimentos que tienen un etiquetado bajo la NOM-051 son dañinos para la salud. Es muy importante hacer estas distinciones y realmente saber elegir alimentos en base a sus nutrientes y todos los beneficios que nos aportan para nuestra salud, independiente de sus calorías.

 

Con cariño,

Monica Hefferan

Monica es nutrióloga, autora y fundadora de Nutrición Energética. Participa como experta de nutrición en Tv y radio y sus estudios profesionales incluyen una Licenciatura en Nutrición, y dos Maestrías en Educación de Nutrición y Nutrición Holística de la Universidad de Columbia en Nueva York. La puedes contactar en IG @nutricion.energetica y en su página web: www.monicahefferan.com